Villa Maria a puro cuarteto

Ruta de Festivales 11 de febrero de 2020 Por Florencia Pedraza
La cuarta noche del festival de peñas llegó de la mano de los cuarteteros como ya es tradición. Más de quince mil personas coparon el anfi para vivir una jornada a pura fiesta y baile. Con la presencia La Barra, Ulises Bueno, Damián Córdoba, Q’Lokura y el cierre de Tru-La-La. 

Para la jornada del 10 de febrero las entradas se agotaron dos semanas antes del comienzo del festival, por lo que ya estaba asegurado el éxito de la cuarta noche. Desde el mediodía del lunes comenzó a llegar la gente a la puerta del anfiteatro para poder conseguir la mejor ubicación, ya que la entrada de éste día es un pase general para cualquier sector, excepto el “gallinero”. Las puertas se abrieron a las 18:30 para que las personas discapacitadas o que precisaran una ubicación especial, pudieran ingresar con mayor facilidad. Y a partir de las 19:30 se habilitó el ingreso a todo el público. 


Desde familias completas, parejas, grupos de amigos, gente adulta y gente muy jóven dentro del anfi, todos se reunieron con un mismo objetivo, disfrutar de una noche a puro cuarteto cordobés. Visitantes de todo el país, de ciudades cercanas y por supuesto de la misma Villa María visitaron el anfi para no perderse de éste gran espectáculo, para que el fueron convocados los número uno de la música cordobesa. 


La Barra fue la encargada de abrir la noche, después del gran festejo de los 25 años de trayectoria en pleno centro de la ciudad de córdoba, el conjunto copó en anfi para poner a bailar al público presente con todos sus clásicos. La presentación comenzó a las 21:30 aproximadamente y permanecieron durante más de una hora sobre el escenario haciendo delirar a los fanáticos que fueron a verlos. Sobre el final de su presentación, a modo de pié, “La Pepa” Brizuela y toda la banda cantaron una pequeña estrofa de un clásico de Ulises Bueno, que subía después de ellos. 


Entre cada grupo se realizaba una pausa, en la que la gente aprovechaba para dirigirse a los baños, a comer, o a comprar más bebida. Los vendedores dentro del anfi comentaron que fué una de las mejores noches en cuanto a venta de bebidas sobre todo, el vino y el fernet no faltaron y le dieron un tinte especial al espectáculo. 


Ulises llegó al escenario cerca de la media noche con un público que esperaba su aparición ansiosamente. Cantó sus clásicos temas y disfrutó del público, que celebró junto a él un tremendo espectáculo. Tirando gorras al público, sacándose “selfies” con los que estaban más cerca del escenario y bailando con sus músicos, Ulises disfrutó y se lo vió totalmente feliz del show que brindó. En conferencia, el cantante, manifestó estar muy contento por el presente que está viviendo; se siente tranquilo de poder vivir con mayor claridad su día a día, lo que para él hace que sus presentaciones sean mucho mejores que antes. Cerró su presentación con su exitoso “Dale vieja dale”, y se despidió del público después de una hora de show. 


A Ulises lo precedió el catamarqueño Damían Córdoba, quien visitó el festival por octavo año consecutivo, siendo el primer artista de cuarteto en tener tanta continuidad sobre el José Hernández. Con un espectáculo único, el catamarqueño explotó el anfi, entre malabaristas y acróbatas su cuarteto sonó durante más de una hora. “El Wacho” bailó cada tema, y elevó la adrenalina del lugar a su punto más alto. La emoción también se hizo presente durante el escenario con el recuerdo de su papá, quien falleció hace apenas tres meses, Damián contó durante la conferencia, lo que significa su padre para él, y la importancia que tuvo en su carrera. El cantante volvió a emocionarse al hablar de la llegada anticipada de su hijo Máximo, pero con la firme creencia de que eso ocurrió para que su papá pudiera disfrutar de su nieto durante el tiempo que compartieron. 


El cuarto conjunto en presentarse fue Q-Lokura, quienes llegaron a Villa María luego de pasar por el festival de Doma y Folklore de Jesús María en su noche extra. La participación del conjunto cordobés fue de las más esperadas por el público joven, quienes corearon y bailaron todos sus temas. Q’Lokura tuvo algunos invitados especiales sobre el escenario, Thiago Grifo con quien interpretaron “Respetemos el duelo”, el cantante del grupo Omega participó del tema “La mejor versión de mi”, Ezequiel y Federico de “El Rejunte” y Sol Sattler, hermana de Nicolas, quien subió a interpretar uno de los más recientes éxitos de la banda “Si un día vuelves”. Luego de una hora y cuarto de show, se despidieron, para dar lugar al gran cierre de “Tru-La-La”.


La mítica banda cuartetera está celebrando sus 35 años de carrera y fueron reconocidos por la comisión del festival. Se premió la trayectoria y constancia, Mauricio Canovas, hijo de uno de los fundadores de la banda, mencionó a los grandes cantantes que pasaron por la banda, y la importancia de tener una buena relación entre sus miembros y ex cantantes del conjunto. Grandes voces y artistas pasaron por el conjunto cuartetero pero luego de un tiempo decidieron emprender su propio camino, Mauricio recuerda eso y agradece a cada una de esas personas y a quienes forman parte actualmente, por la importancia de su participación en “trula”. A pesar de haber llegado al escenario pasadas las tres de la mañana, el anfi seguía prácticamente lleno, y la gente los esperaba para disfrutar de sus mayores éxitos y de los más recientes. Tru-la-la cantó durante más de una hora y tuvo a todo el anfi bailando hasta casi las cinco de la madrugada. 


 Hoy es la última noche del festival de peñas, con una grilla variada de artistas locales e internacionales. Se espera un lleno total nuevamente, y un cierre de festival de primer nivel. 

Te puede interesar