Prohuerta tiene más de 9 mil promotores y promotoras en todo el país

General 24 de agosto de 2020 Por INTA
Por los 30 años del Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA), con el acompañamiento del INTA Argentina, la Dirección Nacional Transferencia y Extensión, y la Estación Experimental Agropecuaria AMBA, se realizó el segundo de seis encuentros en forma virtual que se emite los viernes a las 11 horas por YouTube.
inta_30-anos-prohuerta-encuentro_2020_2_

En la segunda entrega del ciclo de cinco encuentros virtuales por los 30 años del Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA), el director del INTA AMBA, Andrés Polack, presentó “El rol del promotor/a en el Prohuerta” y afirmó que son: “Clave para la expansión de este programa en todo el país”. María Rosa Scala, Directora Nacional Asistente de Transferencia y Extensión del INTA, remarcó que “son más de 9 mil en todo el país quienes tejen redes. Más del 60 por ciento son mujeres, puntualmente el 67 por ciento”.

“Este proyecto, que se realiza junto al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, crece cada vez más. Una de las razones de este avance es el tejido invisible y tan importante como es la red de promotores y promotoras. Esta red –agregó Scala– es la que moviliza el programa en toda la Argentina. Está compuesta de muchas instituciones, referentes comunitarios que luchan contra el hambre y trabajan por la alimentación saludable. Es clave, además, el compromiso de los jóvenes y niños y niñas promotores y promotoras que participan con perspectiva de género e interculturalidad.”

Organizan este ciclo junto al Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA), el INTA Argentina, la Dirección Nacional Transferencia y Extensión, y la Estación Experimental Agropecuaria AMBA. Los encuentros se emiten los viernes a las 11 horas en vivo por el canal Youtube del INTA AMBA. Los próximos temas serán sobre el alcance federal, el rol de la mujer, el Prohuerta en el Mundo. 

Por su parte Virginia Salazar, directora de Proyectos Especiales dentro de la Secretaría de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social, dijo que “se trata de un arduo desafío con un rol destacado de los promotores y promotoras. Ellos son la fortaleza del programa, porque llegan a todos los rincones del país”. Contó una experiencia personal en la isla Apipé de Corrientes en 2005 donde destacó la importancia de los promotores que llegan como única vía con los habitantes de esa zona de la Argentina. 

Cosechar saberes

De la charla participaron Félix Costa, referente de educación Prohuerta del INTA Las Breñas, Chaco; David Burín, del Instituto para la Inclusión Social y el Desarrollo Humano, INCLUIR; Ana Deambrosi, coordinadora de extensión del INTA Reconquista, Santa Fe; y Tomás Del Compare, asistente del Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA) del INTA AMBA. Antes de las disertaciones promotores y promotoras de todo el país dejaron sus testimonios en un video con muchas emociones y hasta con coplas a la huerta…

En primer término, Del Compare explicó que desde el AMBA se trabaja en un contexto de casi 40 municipios y 14 millones de habitantes. “Los promotores trabajan en agricultura urbana y periurbana. Hay muchos docentes, de organizaciones barriales y sociales. Con los promotores y promotoras nos fuimos encontrando inicialmente en el partido de La Matanza donde me inicié y fuimos articulando desde la educación popular, la memoria histórica y el intercambio de saberes del vecino, vecina.”.

“Siempre me pregunté que los motiva a realizar ese trabajo voluntario que es medular al programa. La pregunta es por qué son promotores y hacen huertas en macetas, tachos, en las escuelas, en un terreno baldío… Creo que los mueve lograr alimentos sanos, saludables. Surge como clave la Economía social y solidaria a través de la producción de alimentos y dos ejes: trabajo y alimentación.  Sin dudas, por sobre todo, los mueve mucho la reproducción de la vida y esa necesidad de sentirse parte de un proyecto de construcción de la sociedad siempre con el contexto de la soberanía y desde la esperanza que la vida siempre se abre paso. Por eso van mis respeto a tantos promotores y promotoras de todo el país que construyen un proyecto de sociedad”, sumó Del Compare.

Vilma Cruceño, promotora del programa y representante del Consejo Local Asesor (CLA) INTA San Martín, subrayó la importancia de cada uno de los promotores en el AMBA y en todo el país: “Todo comienza con las semillas pero no tiene techo su tarea, los huerteros sabemos que en cada planta hay mucha historia. Actualmente hacemos redes a través de whatsapp”.

En su presentación Deambrosi contó el funcionamiento de la red de promotores en la provincia de Santa Fe y rescató la pertenencia que tienen los promotores y promotoras en todos los rincones: “Prohuerta es una herramienta clave para el desarrollo territorial. El promotor brinda esfuerzo, experiencias, saberes, valores, tiempo, compromiso. Se genera un encuentro de saberes. Si hay que ponerles una etiqueta debemos decir que son gente solidaria que apunta a la promoción de la vida”. Definió al programa como “una llave que abre los hogares y permite transmitir no solo como hacer una huerta sino un cambio de vida”.

Y agregó: “Los docentes son clave en esta tarea, como lo muestra el ejemplo de los maestros en Cuña Boscosa donde trabajan los INTA de Garabato y Calchaquí. Ellos buscan lograr a que cada familia tenga su huerta y desde ahí avanzan mucho en la Economía Social y Solidaria, avance de proyectos como acceso al agua, realización de ferias de intercambios de semillas, jornadas de trabajo y experiencias. También hay experiencias en las que se genera trabajo a partir de ferias, acompañando producciones, difusiones, marketing agregado de valor, capacitaciones como ocurre en el INTA Tostado al Norte provincial”, y afirmó que “Prohuerta ayuda a fortalecer la tarea de la mujer rural y la enorme impronta que le aportan a todas las tareas. En esto se ven acompañadas por las comunidades, agencias de INTA y gobiernos locales”.
 
Para Burin el programa se explica por “su ética, su cofradía, el compartir valores”. Y expresó: “Me parece muy importante destacar que fue un programa pionero en todo sentido, como en introducir conceptos de la Economía social y solidaria, y la Economía del cuidado ya que el programa se basa en el cuidado del otro, se hablaba inicialmente de agroecología”.

“Colaboré con Daniel Díaz en recopilar un libro sobre el Programa en Haití –añadió Burín– y de allí quiero rescatar que a través de la huerta se pueden satisfacer necesidades humanas muy amplias. Esto es una virtud del programa. Prohuerta sirve para que la gente desarrolle sus mejores capacidades y sus ideas y pueda plasmarlas. Se estimula la creatividad de los que participan. Esto es algo muy virtuoso”. Contó, además, las primeras experiencia comunicacionales desde los primeros boletines que se realizaban como murales para colgar en distintos rincones.

Antes del cierre de Costa, se visualizó un video con imágenes de jóvenes promotores de la provincia de Chaco. Luego el disertante repasó algunas acciones que se realizan en escuelas como en Las Breñas, desde el proyecto “Sembrando el futuro”: “Ya hay más de 1.000 jóvenes promotores y promotoras en toda la provincia. Los jóvenes multiplicadores llevan el Prohuerta a sus familias, sus barrios. Ellos reciben instrucciones teóricas y prácticas con el acompañamiento de técnicos del INTA y tareas en las agencias y Experimental. Hicimos, incluso, un programa de radio que se llamaba Voy a Sembrar, y se emite por distintas emisoras de la provincia. Actualmente se realiza parte de este proyecto por un canal de Youtube”. 
    
Ellos, los promotores, son el alma del Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA) quienes visitan las huertas en un camino de perspectiva de árboles que dan sombra y dejan pasar la luz justa. Claridad y oscuros que marcan el camino de sus convicciones de ir huerta por huerta acompañando una forma de vivir, y que les entrega en cada casa familias que merodean alrededor de los frutos de la tierra. Momentos únicos que atesorarán por siempre. Porque como expresó unos de los comentarios: “La huerta toca el cielo, la huerta no tiene techos”. 

Te puede interesar