Juntada santiagueña en la octava noche

Ruta de Festivales 15 de enero de 2018 Por
Con Raly Barrionuevo como número principal, la octava noche se inundó de raíces folklóricas. El Dúo Coplanacu y Peteco Carabajal también pisaron fuerte en la noche del jueves.
Ver galería IMG_1636
1 / 4 - Raly Barrionuevo, Peteco Carabajal y Dúo Coplanacu, durante su presentación. - Foto, página oficial del Festival.

Ante 9 mil espectadores, el cantante oriundo de Punta Alta Carlos Cabral, fue el encargado de inaugurar la noche sobre el escenario. Lo siguieron Emiliano Servini, Los Campedrinos y Dúo Postal.

Los Coplanacu dijeron presente en el escenario mayor, repasando grandes obras del folklore clásico. Temas como “Pachamama”, “El tenido”, “Adiós, Tucumán” y “La algarrobera”, canción escrita hace casi un siglo, fueron interpretados por los cantautores. Julio Paz y Roberto Cantos dijeron durante la conferencia de prensa que el repertorio elegido fue sacado del “arcón de los recuerdos”.

Poco después de la media noche, el trío “Riendas libres”, conformado por Peteco Carabajal y sus hijos Martina y Homero, comenzaron su show en el festival. Se presentaron por primera vez como agrupación en el Festival de Doma y Folklore, trayendo los temas de su reciente disco, “El amor como bandera”. No cantaron temas clásicos del folklore, pero aún así el público lo recibió con los brazos abiertos.

Pasada la 1 am, Raly Barrionuevo salió a escena interpretando “Tu memoria y tu mañana” y “Melodía viajera”. Con un campo que comenzaba a llenarse, el santiagueño puso a bailar a las casi 12 mil personas presentes. Raly estaba presentando su último trabajo discográfico, “La niña de los andamios”.
Con “Chacarera del exilio” y “Alma de rezabaile”, el cantautor se despidió del público para volver minutos más tarde.

Junto a Los Coplanacu y Peteco Carabajal, Raly Barrionuevo regresó al escenario para recrear la gran juntada folklórica de hace 15 años. “Violinista de los montes” fue el tema elegido para comenzar su presentación. Interpretaron clásicos que hicieron cantar y estallar en aplausos a los presentes. Al finalizar, el público les pidió que regresen, por lo que hicieron dos  temas más. “Añoranzas” y “La mazamorra” sonaron en las guitarras y en sus voces para dar por terminado el espectáculo.

En el campo de la jineteada se llevó a cabo el espectáculo de Tropilla entablada. Participaron 26 tropillas de diferentes puntos del país. Con más de 300 caballos galopando, el anfiteatro José Hernández se vistió de verdadera fiesta tradicional. En cuanto a la doma, las categorías de Basto con encimera lisa, Gurupa surera y Crina limpia, tuvieron a sus respectivos competidores.

Te puede interesar