Con la suerte de su lado

Historias 29 de marzo de 2019 Por
Claudio Pacheco, músico deanfunense de la familia más conocida del norte cordobés, ganó un viaje al retiro de la camiseta de Manu Ginobili y así lo cuenta.
WhatsApp Image 2019-03-29 at 11.07.28

“Esto me lo dio la suerte” dice Claudio Pacheco, músico deanfunense de la familia más conocida del norte cordobés.

Amante del basquetbol y fanático de Manu Ginobili en particular, participó en un concurso organizado por NBA Latam vía redes sociales y diez días antes del gran evento se enteró que había ganado: se iba a vivir uno de los momentos más memorables del deporte argentino en San Antonio, al lado de Manu y de toda una ciudad que se mueve al ritmo de los Spurs.

Claudio viajó rumbo a Texas, con la certeza de vivir de un momento único, lo que no sabía era que lo iba a compartir con parte de la generación dorada como con Fabricio Oberto, Luis Scola, Pablo Prigioni o José “Pepe” Sánchez. O que se iba a encontrar con colegas que viven de igual manera su pasión como Raly Barrionuevo.

“La ciudad se detuvo” cuenta Claudio, aun con voz cansada de una noche mítica. “Es increíble lo que la gente lo quiere a Manu acá, toda la ciudad estaba pendiente de este momento, más por lo que es Ginobili como persona que como jugador. Escuchar el himno argentino en Estados Unidos, te pone la piel de gallina y esto solo lo logró él.”

“El espectáculo fue increíble, todo cronometrado, todo medido, digno de una organización de primer nivel, hasta dejaban un paquete de pañuelos en cada silla para los que se emocionaran”, cuenta Pacheco aún sorprendido con el nivel de detalle en la organización. “La gente de NBA Latam se portó muy bien con nosotros, nos recibieron en el hotel, nos regalaron las camisetas conmemorativas y nos acompañaron en todo momento”.

“Ha sido todo muy hermoso y lo más hermoso es poder compartirlo con Seba (Sebastián Aliendro, su compañero de ruta), con la familia y con los amigos vía redes sociales, es muy lindo todo lo que pasé y más lindo las respuestas de la gente”.

Manu dijo en su discurso que, en su vida, tuvo la suerte de su lado, con toda seguridad. Claudio Pacheco podría decir exactamente lo mismo. Como fanático, nos ha hecho vivir un evento único desde sus ojos, los ojos de la pasión por el deporte y por un deportista único que ya es parte de la historia grande del deporte argentino.

Te puede interesar