Invierno: Estación ideal para planificar la huerta de verano

General 26 de junio de 2019 Por
En este un momento ideal para enriquecer el suelo, cosechar, podar y empezar a proyectar la cosecha estival. Desde la Agencia San Martín del INTA AMBA se brindan algunas recomendaciones
img-20190621-wa0013

En Jardín de invierno el poeta Pablo Neruda nos legó en palabras la pintura de esta estación: “La tierra vive ahora / tranquilizando su interrogatorio, /extendida la piel de su silencio”. Pero es un momento ideal para cosechar principalmente las hortalizas de hoja que se sembrarán a fines del verano (variedades de lechugas, escarolas, achicoria, kale, entre otros): “Se recomienda no cortarlas al ras, es decir, a nivel del cuello de la planta. Cortando las hojas periféricas que son las más viejas, dejamos las del centro que continúen su crecimiento hasta alcanzar el tamaño final según la especie. Así podemos hacer de 3 a 4 cortes por planta, logrando el mayor aprovechamiento de las mismas”, recomienda Alejandra Lara técnica del programa Prohuerta (Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación / INTA) de la Agencia San Martín del INTA AMBA.

Por su parte, agrega Lara, los riegos en esta época tienen que ser espaciados y siempre abundantes. Es difícil dar una recomendación en cuanto a la cantidad de agua. No hay una medida exacta ya que depende de varios factores: el tipo de suelo o sustrato utilizado, el tamaño y material del contenedor (para huertas en macetas), el tamaño de planta y momento de su ciclo, exposición al sol, viento, entre otros.

Hay que tener en cuenta al momento de regar que la provisión de agua tiene que ser abundante para que llegue a toda la masa radicular además de las raíces más superficiales.

“El momento de riego es más importante que en la época estival ya que regando en horas de poca insolación el agua queda retenida en el suelo o sustrato, minimizando su pérdida por evaporación (economía del agua) y estando más disponible para las plantas”, dice la técnica.

Manos a la huerta

El abonado pasa a ser otra instancia importante y es una tarea constante a realizar en las huertas. “Las plantas, a medida que van transcurriendo su ciclo de vida, van extrayendo del suelo los nutrientes que necesitan en cantidad y variedad. Para que ese suelo no se agote a lo largo del tiempo necesita recuperar los nutrientes que las plantas se llevan al ser cosechadas. Esto se logra ya sea con el descanso de ese suelo por unos meses o bien en forma inmediata con el abonado del mismo”, detalla Alejandra Lara.  

Para esto la recomendación es utilizar abono compuesto o humus de lombriz. Ambos se elaboran a partir de restos orgánicos de origen domiciliario.

En cuanto la siembra la especialista del INTA San Martín remarca que “si bien es cierto que gran parte de las hortalizas de esta estación se siembra a fines del verano y principios del otoño aún estamos a tiempo de sembrar una última tanda. Entre ellas zanahoria, rúcula, remolacha, perejil, radicheta, rabanito, puerro, lechuga, habas, arvejas, acelga y espinaca”.

Es en esta temporada de invierno cuando se inicia con la siembra de especies de primavera-verano primero con los pimientos (julio-agosto-septiembre) y luego con tomates, albahaca y berenjena (agosto, septiembre y octubre), entre otros.

Finalmente la técnica suma a la poda en el listado a tener en cuenta: “Si contamos con algunos frutales de carozo y pepita (duraznero, ciruelo, manzano, peral, membrillo) la época invernal es la indicada para realizar la poda. Con esta práctica mejoramos la entrada de luz a la copa del árbol y por lo tanto, su productividad entre otras cosas”.

La poda de árboles cítricos (limonero, naranjo, mandarino, kumquat) no es una práctica habitual. No se recomienda realizarla con la excepción de presencia de ramas quebradas o enfermas que necesiten su remoción. De la misma manera si se está en presencia de una planta de varios años con una copa muy cerrada, se aconseja eliminar algunas ramas como forma de abrir la copa, para permitir la entrada de luz.

Al decir del poeta Neruda: “Llega el invierno. Espléndido dictado / me dan las lentas hojas / vestidas de silencio y amarillo”. Pero siempre con la huerta lista para producir… y mucho más con las claves justas para hacerlo.

Te puede interesar