Batata, alternativa productiva de bajo costo y alto rendimiento

General 27 de junio de 2019 Por
La Agencia La Plata del INTA AMBA fomenta el cultivo de batata desde 2016. Productores familiares del cinturón hortícola lo producen como una alternativa para la venta directa.
img-20190425-wa0018

La batata asoma como una alternativa productiva de bajo costo y alto rendimiento para el sector hortícola familiar del cordón hortícola del Gran La Plata, sector que resiste a constantes incrementos de alquileres, servicios e insumos sumado a un decreciente consumo general de hortalizas. En este contexto la Agencia La Plata del INTA AMBA promueve la necesidad de producir con menor dependencia de insumos externos y vender en forma directa para reducir precios de producción, de comercialización e incrementar los ingresos.

Camila Gómez, jefa de la agencia, propone “repensar los sistemas de producción manejados bajo principios básicos de agroecología y redefinir estrategias comerciales que promueva cambios de hábitos”.

Agregar nuevos cultivos, como el caso de la batata, promueve la diversidad productiva que resulta una variable importante por dos razones, por un lado, responde a la demanda de los consumidores, que se acercan a las ferias o compran bolsones con verduras de estación y es un producto muy requerido; por el otro, estimula sinergias biológicas tendientes a la autorregulación de desequilibrios que puedan presentarse en un sistema cultivado a campo o bajo cubierta, como el desarrollo de una plaga o deficiencias nutricionales, entre otras, describe Gómez.

Así desde la agencia se impulsó un proyecto de producción de almácigos de batata para generar plantines que se distribuyeron entre productores del Gran La Plata para fomentar la diversificación en sistemas productivos convencionales. Se trajo desde San Pedro batata semilla que para contar con material para distribuir entre los productores interesados con el compromiso de continuar propagando el material de manera autónoma. Conservando parte de este alimento e instalando almácigos propios para luego repartir entre los compañeros de su organización y trasplantar a campo.

Al mismo tiempo, en la Chacra Experimental Integrada Gorina (MAIBA/INTA) se lleva adelante un ensayo de las variedades Beauregar, Boni y Morada INTA para observar cuál reúne mejores cualidades para la zona tanto desde el punto de vista productivo como comercial, y al mismo tiempo obtener localmente variedades libres de virus. El trabajo lo lleva adelante el equipo técnico de la Agencia conformado por Ramiro Taladriz, Sebastián Fajardo, Guillermo Cap y Camila Gómez.

El equipo técnico destacó que en la zona hay una amplia experiencia productiva en cultivos bajo cubierta en tomates, pimientos, verduras de hoja crucíferas, entre otras, y no tan así en cultivos semi extensivos a campo como la batata, papa o zanahoria. En este sentido consideraron: “Si bien las condiciones, agrometeorologicas para su desarrollo no son las ideales son cultivos de bajo costo y de fácil manejo, comparados con otros”.

En el caso de la batata, esta presta beneficios económicos en sistemas de producción que proponen aprovechar las ventajas de la biodiversidad a partir de un esquema de rotaciones y asociaciones estratégicas. “Desde el INTA promovemos producir reduciendo la utilización de insumos, las aplicaciones de productos químicos, y a la vez reduciendo los riesgos de mercado tanto por la propuesta del policultivo, la venta directa y la obtención de productos cuya oferta en la zona es muy baja o proveniente de otras regiones”, detallaron.

Para los técnicos de la Agencia de La Plata, en estos esquemas de producción denominados de transición agroecológica, y que ayudan a resolver problemas productivos y de comercialización en situación de crisis económica, la incorporación de nuevos cultivos como la batata resulta una alternativa que en la actualidad y luego de varios años de trabajo conjunto da buenos frutos.

Te puede interesar