La huerta como un espacio para la construcción de conocimientos

General 05 de agosto de 2019 Por
Por segundo año consecutivo el INTA Campana en articulación con el CIIE de Escobar capacita a docentes del partido. En esta nueva edición del curso participan docentes de 16 jardines y 17 escuelas primarias.
ciie_2019_1

Desde el mes de abril docentes 33 establecimientos educativos de Escobar participan de la segunda edición del curso “Huerta Escolar: una propuesta pedagógica a cielo abierto”, organizada por el Centro de Capacitación, Información e Investigación Educativa (CIIE) Escobar, conjuntamente con el INTA Campana, en el marco de las actividades del Programa ProHuerta (Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación e INTA).  

La propuesta de formación consiste en 6 encuentros mensuales que se realiza en distintas escuelas de partido, los primeros encuentros se llevaron a cabo en la Escuela Primaria Nº 29 Sargento Cabral, ubicada en Islandia y San Nicolás, barrio San Luis, partido de Escobar. Luego los docentes fueron proponiendo sus establecimientos para las jornadas, es así como se realizarán los próximos encuentros en escuelas de otras localidades del partido. “En cada encuentro ponemos las manos en la tierra y hacemos experiencias prácticas juntos con los docentes.  Ellos son los encargados de compartir esas vivencias con los chicos y con sus familias. Se sienten muy motivados cuando empezamos a ver todos los contenidos y los temas transversales que se pueden trabajar a partir de la huerta en la escuela”, explicó Martin Kandrachoff de INTA Campana. 

Desde el CIIE se identificaron escuelas prioritarias para participar, en este ciclo son 16 establecimientos de nivel inicial y 17 escuelas primarias. Los equipos técnicos del centro de formación realizan un acompañamiento pedagógico aportando a los contenidos técnicos trabajados por INTA Campana. “Para esta edición del curso se tomó como prioridad escuelas de nivel inicial y primarias pero este año también se sumó un establecimiento secundario. De todos modos, en el partido hay varias escuelas medias con proyectos de huerta”, explicó Ana Rosalescapacitadora del CIIE Escobar. 

En cada encuentro se abordan distintos temas para el armado de una huerta en la escuela.  En el primero se abordaron las características de la huerta agroecológica y el modelo de huerta propuesto por el programa ProHuerta (MSyDSN/INTA), además se trabajó sobre el diseño, planificación y recursos necesarios para la organización de la huerta. En el segundo encuentro se trabajaron temas vinculados al suelo, sus características y su manejo, también aprendieron sobre compostaje y calendario de siembra. En el tercer encuentro los docentes aprendieron sobre asociaciones y rotaciones de cultivos, el rol de las plantas aromáticas y su multiplicación. En el cuarto encuentro trabajaron sobre las distintas plagas y enfermedades que pueden afectar a la huerta y aprendieron medidas de control y manejo integrado.

Aprendizaje basado en proyectos

Esta segunda edición del taller permitió profundizar en la propuesta de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). “Esta metodología de enseñanza y aprendizaje propone la elaboración de proyectos donde el protagonismo lo tienen los chicos. En este sentido, todo lo que se produce, las propuestas, las actividades, tienen como protagonista a los estudiantes. Este curso de huerta funciona muy bien con esta metodología. Cuando llevamos al aula los contenidos de huerta nos permite realizar un abordaje centrado en los estudiantes y se generan actividades donde ellos son los protagonistas del aprendizaje. A los chicos les encanta trabajar en huerta y los docentes pueden poner en practica esta metodología que se está impulsando desde la provincia”, resaltó Rosales.  

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una estrategia de enseñanza y aprendizaje donde el conocimiento ya no es una posesión exclusiva del docente que tiene que ser trasmitida a los estudiantes. Desde esta perspectiva el conocimiento es un resultado del proceso de trabajo que llevan adelante de manera conjunta docentes y estudiantes  a través del desarrollo de actividades y desafíos que promueven el intercambio a partir del reconocimiento de problemas y su priorización, búsqueda de información, interpretación de datos y reflexión a partir de la practica entre otras actividades cognitivas.  El docente se convierte en un facilitador de situaciones donde los estudiantes puedan desarrollar experiencias que los interpelen y motiven, en este sentido, son protagonistas de sus propios procesos de aprendizajes.

Finalmente, desde el CIIE e INTA Campana se busca vincular a los docentes que hicieron el curso el año pasado con los que están participando en esta nueva edición.   A partir de la creación de un espacio virtual, los participantes comparten fotos sobre las distintas experiencias que realizan en cada una de sus escuelas. 

Te puede interesar